El sentido de todo esto

Baltasar Gracián

Arte de Prudencia es parte del título, Oráculo Manual y Arte de Prudencia, una obra del autor del barroco español, Baltasar Gracián.

Gracián representa la cúspide, junto con Quevedo, del conceptismo literario en el siglo XVII español. Después de Cervantes es nuestro literato más universal así como uno de los pocos autores de la época barroca que, más allá de la vertiente literaria, realiza un importante aporte a la historia del pensamiento. La mayor parte de sus obras pueden catalogarse en lo que se denominan ensayos morales, habiendo solo una novela entre ellos, El Criticón, su obra más universalmente conocida y que, a pesar de encontrarse dentro del genero novelístico, contiene una mayor carga filosófica, pero presentada esta no en la forma habitual de tratado o ensayo sino como una narración alegórica.

Gracián no participa del universo racionalista que en ese momento se está desarrollando en Europa. Quizá por la prohibición de cursar estudios fuera del país que desde la época de Felipe II arrastraban los españoles, quizá por las peculiaridades socio-religiosas que la sociedad española presentaba, lo cierto es que el auge del racionalismo y de la ciencia, que en esos momentos se estaba dando en Europa, a nosotros no nos toca. No por ello el pensamiento del Barroco español, y en concreto el desarrollado por Gracián, son menos originales. De hecho, en muchas cuestiones se anticipa a su época y de ahí su influencia en pensadores posteriores como Schopenahuer o Nietzsche. Nuestro hombre era miembro de la Compañía de Jesús, pero en sus obras mantiene siempre una importante libertad creadora, lo que le llevó a tener, durante  una buena parte de sus vida, un notorio enfrentamiento con su orden.

En cuanto al Oráculo, la obra se encuentra como un centón de aforismos donde se recogen textos pertenecientes a sus obras anteriores y otros absolutamente novedosos. Literariamente, esta obra representa una de las cimas en lo que a literatura conceptista se refiere. Cada uno de sus aforismos representa una extraordinaria concentración de ideas en las dimensiones mínimas de un concepto. El estilo es conciso y enormemente polisémico. Se busca continuamente que las palabras representen una enorme cantidad de cosas. Este método aforismático es, junto con la alegoría y el símbolo, la vía que asiduamente usa nuestro clérigo para plasmar su pensamiento en el papel. Véase por ejemplo, el aforismo número 2 de la obra:

“Genio e Ingenio. Los dos ejes del lucimiento de prendas: el uno sin el otro, felicidad a medias. No basta lo entendido, deséase lo genial. Infelicidad de necio: errar la vocación en el estado, empleo, región, familiaridad”

Podemos definir, en general, como sobrecarga del concepto la labor que Gracián realiza a la hora de transmitir sentidos y perspectivas a través de las palabras. Cada aforismo está preñado, sobrecargado de significaciones, representa distintas perspectivas, distintos sentidos de lo real.

En cuanto a su contenido, el Oráculo se concibe como un conjunto de avisos para la persona atenta, una serie de máximas que nos ayudan a sortear los obstáculos que en el curso de la vida se nos presentan, una guía para desentrañar la cifra del mundo, para aleccionar sobre cómo debemos mirar las cosas con la profundidad suficiente como para que el engaño de las apariencias no nos arrastre. En resumen, se trata de dar normas para convertirse en persona, siendo este el mayor logro que el individuo puede hacer. Si la obra se escribe en el siglo XVII y podemos catalogarla entre las de otros autores moralísticos como Le Rochefoucauld en Francia y otros tantos, eso no quiere decir que sea válida para nuestro mundo actual. De hecho lo es y mucho.  El Oráculo y su representación de la persona atenta tienen un mensaje de enorme valía en nuestro mundo actual. Hay en esta obra una crítica de las opiniones preconcebidas como perspectivas falsas que nos ponen en el camino para dificultar la marcha hacia la consecución de nuestros auténticos objetivos personales. Hoy diríamos que, más que nunca, la verdad está perdida en la red de perspectivas que los medios de comunicación tejen alrededor de ella. Nuestra época es la época de la sobrecarga de valor en la información. Nadie expone hechos simples, cualquier discurso tiene la suficiente carga de interés como para que sea imposible tacharlo de neutral. La prensa está ligada a grupos de interés que realzan ciertas ideas o hechos y empequeñecen otros según sus intereses. En general podemos decir que a la maraña de perspectivas del Barroco nuestra época le añade una enorme complejidad en los medios. Internet y las redes sociales representan ya la cúspide de este maremágnum. Analizar la realidad para desentrañar esa sobrecarga es la labor que el atento del siglo XVII o el atento del XXI deben realizar por igual.

Comencé a estudiar a Gracián cuando estaba terminando mis estudios de Filosofía allá por 1984. Fue sobre su pensamiento que realicé mi tesina de licenciatura. Más adelante escribí varios artículos sobre el mismo tema, participé en algún congreso y realicé una de las ediciones de su Oráculo Manual. Ahora intento volver a él. Tras muchos años de desempeño profesional y humano en general, creo que el mensaje del jesuita está más vivo que nunca. Eso es lo que me lleva a convertirlo en el leit motiv de este blog.

 

Contenido del blog

Este blog concentra contenido desde el año 2009 y en él he unificado varias fuentes donde lo tenía disperso. Por ejemplo, mantenía un blog sobre temas relativos a República y Guerra Civil que se llamaba De memoria y olvido, en general las entradas más antiguas son de este blog, ya que de esta temática dejé de escribir hace tiempo, lo que no quiere decir que no realice nuevas aportaciones. Mi blog más personal, de opiniones sociales, políticas, culturales de los últimos cinco años se llamaba Los límites del sentido, en honor a la obra de Strawson, también está ahora volcado aquí, así como el de escritos de ficcion, Mis ficciones. A todo este contenido histórico, he querido añadirle ahora la temática reseñada del Oráculo Manual así como un nuevo apartado dedicado al mundo de la empresa, el liderazgo, la gestión de personas, en general eso que en el mundo anglosajón se denomina el Management. Al final de mi carrera profesional creo que es imperativo compartir las ideas e impresiones que he acumulado a través de casi treinta años de emprender y liderar o co-liderar proyectos empresariales. Por tanto, los distintos apartados que el lector encontrará aquí son:

ÁgoraÁgora

Es el apartado que contiene mis opiniones sociales, políticas, culturales… desde el año 2011. Incluye también artículos sobre temática histórica, en general sobre la época que más me seduce, el tercio central del siglo XX. Tiene contenido histórico de dos de mis antiguos blogs: De memoria y olvidoLos límites del sentido.

EmpresaEmpresa

Entradas relativas al mundo de la empresa, emprendimiento, liderazgo, gestión de personas. No es nada académico ni erudito, pero está basado en muchos años de experiencia profesional como emprendedor de proyectos.

ReseñasReseñas

Son artículos que tratan acerca de un contenido cultural, fundamentalmente un libro o una película, quizá también una obra musical. Lo normal es que se aborde una obra en concreto, a modo de reseña de la misma, o bien que se realice un reflexión de más calado sobre un autor o una temática que incluya a varias obras.

 OráculoBaltasar Gracián

En esta sección anoto aforismos del Oráculo Manual de Gracián, completados con comentarios personales sobre los mismos. Voy poco a poco, pero cuando la tenga terminada estarán los 300 aforismos completos. Esta sección tiene sentido para el estudioso de Gracián (entiendo que solo unas pocas personas en el mundo), pero también para cualquiera que quiera seguir sus consejos. En este mundo donde la información nos avasalla, donde los datos y las múltiples opiniones no nos dejan ver la realidad de las cosas, no está de más para cualquiera echar un vistazo a los consejos de Gracián para llegar a ser, lo que en terminología graciana podemos denominar como persona en su punto.

FiccionesFicciones

Soy amigo de escribir también ficción y sé sobradamente de mis limitaciones en ese área. Nunca seré un narrador célebre, pero me gusta imaginar historias y contarlas. El lector podrá encontrar este aporte en la sección Ficciones.

InvitadosInvitados

Como no quiero hacer de esto un ejercicio de solipsismo, me gustaría invitar a algunos amigos a que participaran también con su sabiduría y sus opiniones. Sus entradas serán las que aparezcan bajo este epígrafe.

 

Palabras clave

Además de acceder directamente a las secciones del blog antes mencionadas, es recomendable la navegación a través de palabras clave. En el lateral derecho de la página el lector encontrará algo como esto:

PClave

 

Son las palabras clave por las que está organizado todo el contenido. Se puede hacer clic en cualquier de ellas y se cargarán todas las entradas clasificadas bajo esa entrada, pertenezcan a la sección a la que pertenezcan.

 

Textos

Cuando estamos ante un contenido más denso que el de un simple artículo, se le cataloga como Texto. Puede ser un libro, un documento que se reproduce en formato PDF o un artículo del formato habitual del blog, pero de más extensión de la ordinaria. Que algo tenga la catalogación de texto no le exime de pertenecer a alguna de las áreas conceptuales del blog: Ágora, Empresa, Oráculo, Reseñas….

 

Y ahora que el visitante de este lugar ya tiene todas las claves para poder acceder y desentrañar lo que hay en el mismo, no me queda más que dar las gracias por su estancia aquí y desearle que lo que encuentre le sea útil de alguna forma.