18. Aplicación y Minerva

No hay eminencia sin entrambas, y si concurren, exceso. Más consigue una medianía con aplicación que una superioridad sin ella. Cómprase la reputación a precio de trabajo; poco vale lo que poco cuesta. Aun para los primeros empleos se deseó en algunos la aplicación: raras veces desmiente al genio. No ser eminente en el empleo vulgar por querer ser mediano en el sublime, excusa tiene de generosidad; pero contentarse con ser mediano en el último, pudiendo ser excelente en el primero, no la tiene. Requiérense, pues, naturaleza y arte, y sella la aplicación.

 

 

Una loa del trabajo, de la aplicación, frente a la sabiduría. Sin contraponer ambas, ya que ambas presentan connotaciones positivas en la obra del jesuita. Gracián claramente nos indica que «Cómprase la reputación a precio de trabajo», frase que no deja de recordarnos a aquella atribuida a Picasso, «la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando». Encontramos también en este aforismo una cierta defensa del trabajo manual, de la artesanía, representada por la diosa Minerva. Respecto a ello, nos indica con claridad Gracián que es preferible ser bueno en este tipo de trabajo, lo que denomina empleo vulgar, que mediano en el intelectual, el sublime. Y, en cualquier caso, que la suma de las cualidades intelectuales (naturaleza) y artesanas (arte), unidas al trabajo (aplicación) es lo que representa la situación ideal para lograr la eminencia como persona. También, una vez más, intuimos aquí al binomio, naturaleza-cultura, la contraposición entre lo que tenemos y lo que adquirimos; binomio que, como sabemos, en nuestro pensador se inclina siempre hacia el lado cultural. Nacemos desvalidos y nos construimos como personas con nuestro arte para hacerlo, tal como nos insistirá no solo en el Oráculo, sino también, y fundamentalmente, en El Criticón. Una actitud vitalista frente al esencialismo dominante en la época.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *