El gallo de Tranquillas

El Serrato

Yo nací en ese derruido cortijo de la foto, El Serrato, se llama y se encuentra en el municipio de Arjona, en la provincia de Jaén. Solo transcurrieron allí los primeros seis años de mi vida, sin embargo la impronta del recuerdo permanecerá siempre, ya que las primeras imágenes, las más antiguas sensaciones que acumulo en mi memoria proceden de allí.

Quizá por ello, una noche del verano de 2010 soñé con una canción que debía hacer casi 50 años que no oía. Sin embargo, todo es estribillo vino a mi con el frescor de algo que hubiera escuchado en la realidad la noche anterior. Se trataba de una canción infantil de mi pueblo, se llamaba «El gallo de Tranquillas». A partir de ahí fue naciendo este cuento que, probablemente sin conseguirlo, trata de ser de misterio, pero que realmente lo que hace es mostrar algunos aspectos de la vida cotidiana en los cortijos olivareros de la zona en los años cincuenta, dura vida para gente fuerte. Fuerte como mi padre que en el cuento se convierte en personaje de ficción, aunque todo lo que de él se cuenta, salvo lo relativo a la trama, es totalmente cierto.

Lo presenté a un concurso literario de mi pueblo, pero aunque recibí felicitaciones por el mismo, de parte de algún miembro del jurado y parece que estuvo entre los finalistas, no gané.

Tengo que agradecer a varios de mis primos la foto del estado actual de El Serrato.

Para leerlo, haz clic en la siguiente imagen.

El gallo de Tranquillas
Tagged with:

1 thought on “El gallo de Tranquillas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *